telefonica ctc

Friday, July 02, 2004

REPORTAJE FINAL TELEFÓNICA CTC

Desafíos de CTC: renovarse o morir

CLAVES PARA ENTENDER EL TERREMOTO GRADO TELEFÓNICA

-Las cosas están muy complicadas al interior de la compañía. Así lo confirmó la directora de Medios, Soledad Venegas, tras el despido de 43 altos ejecutivos.

Dos son los temas que están moviendo las aguas de Telefónica CTC por estos días. Primero, el rechazo de los accionistas minoritarios a la venta de su negocio móvil a los españoles; y el segundo, las demandas ante el Tribunal de Libre Competencia por parte de Telmex y ENTEL para evitar la posible fusión de Bellsouth y Telefónica Móvil a final de año.

Aunque la venta aún no se concreta, y la unión de las empresas celulares no tiene una fecha establecida, los distintos actores reaccionaron rápidamente.

Además, CTC se ve enfrentada al despido de 43 altos ejecutivos, las quejas de sindicato de trabajadores número uno que acusa a la empresa de actuar de forma "matonesca", los problemas internos del directorio, las pérdidas millonarias que sufrieron por la regulación tarifaria, y tener que dejar de lado la telefonía fija a cambio de incentivar el negocio de Internet Banda Ancha.

Por el momento, habrá que esperar que el directorio de CTC -integrado por los españoles que poseen el 44% de la propiedad, los tenedores de ADR en la bolsa de Nueva York que tienen el 13%, y las AFP que son dueñas del 27%- decida el futuro de su negocio móvil a más tardar el 15 de julio, pues ya hay una reunión fijada para definir el futuro de la otrora Compañía de Teléfonos de Chile.


Minoritarios a la pelea

Cuando el 18 de mayo, en forma unánime el directorio de Telefónica CTC aprobó la venta de su negocio móvil a su matriz Telefónica España comenzaron los problemas. Esto, porque a varias AFP (dueñas del 27% de las acciones de la empresa) les molestó que se diera luz verde a la transacción sin antes solicitar estudios independientes, o bien haber realizado una licitación antes de aceptar el monto ofrecido por los españoles.

Pero esta no es la primera vez que los inversionistas más pequeños se sienten pasados a llevar. En 1999 se vendió la empresa de Internet Terra a los ibéricos, y ahora se repite la historia.

Según declaró a El Mercurio el gerente de Inversiones de AFP Cuprum, Marco Comparini, cuando se va a vender una empresa, y es el mismo controlador quien la compra, el proceso debería ser transparente y contar con la participación de muchos actores.

El ejecutivo explicó que si se aprueba la transacción tal y como está, los minoritarios perderán la parte más rentable y con mayor proyección del negocio, y sólo se quedarán con la larga distancia y la telefonía local. El problema es que ambas perdieron valor luego de que se fijara el nuevo decreto tarifario para el quinquenio 2004-2009.

Comparini declaró que “los directores se tomaron atribuciones formales que no les correspondían al aprobar una operación como ésta”, y dijo que lo mejor hubiera sido llamar a una licitación para alcanzar un mejor precio por Telefónica Móvil, o bien que CTC incluyese a las AFP en el nuevo negocio.

Pero el disgusto de los minoritarios no se quedó sólo en palabras: invocaron el artículo 44 de la Ley de Sociedades Anónimas y consiguieron que se elevara el quórum mínimo para que el directorio aprobara la venta a los españoles del original 50 + 1 a dos tercios.

Sin embargo, esta acción no tendría efectos reales si Cuprum no recibe el apoyo de los dos principales inversionistas minoritarios de la compañía –AFP Habitat y Provida- que hasta el momento han permanecido en absoluto silencio.

Otro grupo que no está de acuerdo con la transacción es Moneda Asset Management, quien manifestó a través de Pablo Echeverría, uno de sus socios, que “si se vende el área celular, lo que está haciendo CTC es despenderse del corazón del la expansión futura, en un área que además ha realizado millonarias inversiones usando la caja de la compañía, y se estaría quedando con un negocio que prácticamente no tiene crecimiento”.

Según Echeverría, desde 1990 la compañía ha invertido más de mil millones de dólares en el negocio móvil, y sólo en los últimos años ha gastado alrededor de US $150 millones en subsidiar a los celulares de prepago.

Pero lo que más preocupa a los minoritarios dueños de CTC es que cuando decidieron invertir en la empresa, ésta se perfilaba como una compañía global, que abarcaba negocios de telefonía fija, celular y banda ancha, y hoy ven cómo el accionista más grande de a poco se apodera de todo.

Al respecto, fuentes de Telefónica CTC respondieron que los dos representantes de los minoritarios en el directorio aprobaron la transacción cuando se votó en mayo de este año.

El mercado reacciona

Los analistas de mercado no titubean a la hora de opinar respecto de la venta que pretende hacer Telefónica CTC. El experto de FIT Research Rodrigo Rojas, explicó que la estrategia de la empresa es definida desde España, por lo que muchas veces deciden maximizar los resultados a nivel regional en desmedro de Chile.

Para el analista de Santander Investment Cristián Moreno, el precio ofrecido (1.250 millones de dólares) no es un premio suficiente en relación a los costos que significará para CTC perder su negocio móvil.

Asimismo, Eduardo Castro de Munita, Cruzat y Claro, declaró que el dinero que pretende pagar Telefónica España por el área celular es parecido al que se ha desembolsado en otras operaciones en América Latina, “con la diferencia de que Chile es un país mucho más seguro para invertir”, dijo.

En términos de cifras, Castro cree que el precio justo por pagar serían 1.600 millones de dólares: 1.300 por la compañía, y 300 más por las sinergias que se van a obtener con la unión con Bellsouth.

Pero JP Morgan y ABN AMOR opinan lo contrario. Un estudio encargado por Telefónica a estas consultoras determinó que la oferta de los españoles es “equitativa”, por lo tanto CTC decidió atenerse a esta conclusión.

Ante esto, la empresa de telecomunicaciones se defendió diciendo que la suma en cuestión es sólo una oferta, y que la junta de accionistas es quien deberá tomar una decisión, las que se espera para mediados de julio.

Disputas por Bellsouth

Indignado reaccionó el magnate de las telecomunicaciones mexicanas, Carlos Slim, al enterarse de que a fin de año Telefónica Móvil se fusionará con la empresa de celulares Bellsouth.

El multimillonario azteca ya compró AT&T y Chilesat, y los analistas creen que tendría intenciones de ingresar al mercado móvil en nuestro país a través de la compra de ENTEL o Smartcom. Aunque esto es mera especulación, explicaría el interés de Slim en que la fusión no se lleve a cabo.

Durante una visita a Chile, Carlos Slim criticó la falta de competencia de la telefonía fija y se reunió con varias autoridades nacionales, desde el Presidente Ricardo Lagos hacia abajo, para manifestar sus reparos.

Incluso, el mexicano dueño de Telmex -la compañía de telecomunicaciones más grande de México- se sumó a ENTEL en su ofensiva por detener la fusión de Telefónica Móvil y Bellsouth, presentando una demanda ante el Tribunal de Libre Competencia.

La razón principal por la que ambas empresas se oponen a la unión es que Telefónica España quedará con el 50% de la red PCS, más del 75% de las conexiones a las líneas fijas, y el 100% de las bandas de 800 mhz (ondas por las que funcionan los celulares).

Además, una futura unión generaría despidos. Así lo manifestó Richard Kosche de Euroamérica Corredores de Bolsa, quien dijo que “con las fusiones por lo general sale beneficiado el que compra y perjudicado el comprado, por el hecho de que tendrán que reducir el personal, entre otras cosas”, y añadió que Bellsouth no está bien catalogada en Chile, por lo que tampoco lo ve como un aporte importante para CTC.

La directora de Medios de Telefónica, Soledad Venegas, concordó con el analista de bolsa, declarando que “de todas maneras van a haber despidos con esta fusión, pero aún no se sabe de cuál de las dos empresas saldrán estas personas”.

Lo anterior se debe a que existirá duplicidad de cargos entre ambas compañías móviles, quedando por ejemplo dos gerentes comerciales para una misma empresa.


“Arde Troya” en directorio de CTC

Otro tema que inquieta a la compañía son los problemas internos del directorio. Según Venegas, “las peleas se ven a cada rato. Imagínate, si esta gente es la que ha hecho que CTC pierda 80 mil millones de pesos al año, los accionistas está súper molestos. ¿Cómo les respondes a ellos si la empresa ha tenido pérdidas?”.

La directora de Medios manifestó que entre los directores también hay conflictos y discrepancias de cómo resolver los problemas, qué se hace y qué no. “En el último tiempo han habido reuniones toda la semana, el tema está muy complicado”, concluyó.

De hecho, hace un par de meses que las cosas no andan bien. El 19 de abril de este año se renovó en su totalidad el directorio de CTC Chile, quedando a la cabeza de éste Bruno Philippi, José María Álvarez, Fernando Bustamante, Andrés Concha, Felipe Montt y Hernán Cheyre.

Otra persona que arremetió en contra del directorio fue el presidente del Sindicato de trabajadores número uno de Telefónica, René Tabilo, quien dijo que “la norma en estos últimos años- con la actual administración de Philippi- ha sido la incertidumbre”.

Según él, esto se ve reflejado en una rebaja de más del 20% al sueldo de los funcionarios “tú comprenderás que esto es una señal de incertidumbre que hay en la gente, porque lo normal es que los empleados ganen más en vez de menos”.

Tabilo agregó que “ahora Telefónica tiene todos los vicios de una empresa corrupta, la que ha actuado de forma matonesca hacia los trabajadores y de manera prepotente hacia los consumidores”.

El “sobre azul”

Hace un mes, 43 altos ejecutivos de Telefónica CTC Chile fueron despedidos. La razón: la empresa quiere darle una nueva visión a su negocio, pero ¿a qué costo?.

La directora de Medios de la empresa cree que “cuando se toman estas medidas es porque se quiere refrescar un poco la gestión y el liderazgo que lo lleve otro”. Entre las razones, Venegas piensa que estas personas llevan muchos años a cargo de la alta gerencia, y debido a las pérdidas que ha habido, el directorio y los españoles decidieron renovar al personal.

Pero esto no es algo fortuito. En 2002 despidieron a 1.500 trabajadores de la compañía, quienes se encadenaron al edificio ubicado en Providencia 111, reclamando sus derechos. A raíz de esto, el dirigente René Tabilo afirmó que fue presionado por el directorio: “nos acusaron de asociación ilícita, nos demandaron por violar la Ley de Seguridad del Estado y la Ley Antiterrorista, e incluso intentaron comprarme”.


Estrategias futuras

Pese a que la venta de Telefónica Móvil aún no se concreta, en CTC ya están planificando la estrategia que asumirá la empresa cuando la transacción se realice.

La meta de la administración es transformar a la compañía en un gran proveedor de banda ancha y de servicios corporativos, e intentar dejar en el pasado la percepción general de la gente de que es una empresa monopólica y despreocupada por sus clientes.

Los esfuerzos estarán puestos en diseñar planes flexibles para incentivar a los nuevos usuarios a utilizar la banda ancha como medio de conexión a Internet.

Actualmente, CTC tiene cerca de 160.000 clientes en este negocio, y espera que para el 2006 esta cifra supere el medio millón de usuarios. ¿Cómo? Entregando planes que permitan pagar sólo por el tiempo efectivo de conexión y subir a la banda ancha todas las posibilidades disponibles como Internet, televisión, procesamiento de datos, monitoreo satelital, etc.

Venegas aseguró que quieren ser reconocidos como un gran proveedor de banda ancha más que una compañía de teléfonos, como lo lleva siendo desde hace 118 años.


Cuadro cronológico CTC

1889: Chile Telephone Company adquirió todas sus instalaciones y extendió la red a gran parte del territorio nacional, hasta que sus acciones fueron vendidas a la International Telephone and Telegraph.

1930: Se dio forma a la Compañía de Teléfonos de Chile (CTC).

1978: Las acciones de la CTC fueron adquiridas por el Estado por medio de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

1987: Se inició un proceso de reprivatización del 30% de sus acciones por medio de una licitación, siendo adquiridas por la empresa australiana Bond Corporation.

1990: Finalmente Telefónica España se convirtió en el principal accionista de la compañía.

1999: La administración de la compañía decidió modificar su rango social, lo que condujo a la migración de la marca CTC en la matriz y sus filiales al Grupo Telefónica.

2002: Telefónica CTC Chile despidió a 1.500 trabajadores.

18 de mayo 2004: Directorio de CTC aprueba venta de Telefónica Móvil a los españoles.

15 de julio 2004: Realización de junta extraordinaria del directorio para vender Telefónica Móvil.









Monday, June 28, 2004

AGUAS TURBULENTAS

Se enciende la polémica:

Venta de Telefónica Móvil y posible fusión con Bellsouth remecen a CTC

· Aunque aún no hay nada zanjado, los diversos actores en estas transacciones pretenden llegar hasta el final para impedir que la otrora Compañía de Teléfonos de Chile “se salga con la suya”.


Dos son los temas que están moviendo las aguas de Telefónica CTC por estos días. Primero, el rechazo de los accionistas minoritarios a la venta de su negocio móvil a los españoles; y el segundo, las demandas ante el Tribunal de Libre Competencia por parte de Telmex y ENTEL para evitar la posible fusión de Bellsouth y Telefónica Móvil a final de año.

Aunque la venta aún no se concreta, y la unión de las empresas celulares no tiene una fecha establecida, los distintos actores reaccionaron rápidamente.

Por el momento, habrá que esperar que el directorio de CTC -integrado por los españoles que poseen el 44% de la propiedad, los tenedores de ADR en la bolsa de Nueva York que tienen el 13%, y las AFP que son dueñas del 27%- decida el futuro de su negocio móvil a más tardar la tercera semana de julio, pues ya hay una reunión fijada para definir el futuro de la otrora Compañía de Teléfonos de Chile.


Minoritarios a la pelea

Cuando en forma unánime el directorio de Telefónica CTC aprobó la venta de su negocio móvil a su matriz Telefónica España comenzaron los problemas. Esto, porque a varias AFP (dueñas del 27% de las acciones de la empresa) les molestó que se diera luz verde a la transacción sin antes solicitar estudios independientes, o bien haber realizado una licitación antes de aceptar el monto ofrecido por los españoles.

Pero esta no es la primera vez que los inversionistas más pequeños se sienten pasados a llevar. En 1999 se vendió la empresa de Internet Terra a los ibéricos, y ahora se repite la historia.

Según declaró a El Mercurio el gerente de Inversiones de AFP Cuprum, Marco Comparini, cuando se va a vender una empresa, y es el mismo controlador quien la compra, el proceso debería ser transparente y contar con la participación de muchos actores.

El ejecutivo explicó que si se aprueba la transacción tal y como está, los minoritarios perderán la parte más rentable y con mayor proyección del negocio, y sólo se quedarán con la larga distancia y la telefonía local. El problema es que ambas perdieron valor luego de que se fijara el nuevo decreto tarifario para el quinquenio 2004-2009.

Comparini declaró que “los directores se tomaron atribuciones formales que no les correspondían al aprobar una operación como ésta”, y dijo que lo mejor hubiera sido llamar a una licitación para alcanzar un mejor precio por Telefónica Móvil, o bien que CTC incluyese a las AFP en el nuevo negocio.

Pero el disgusto de los minoritarios no se quedó sólo en palabras: invocaron el artículo 44 de la Ley de Sociedades Anónimas y consiguieron que se elevara el quórum mínimo para que el directorio aprobara la venta a los españoles del original 50 + 1 a dos tercios.

Sin embargo, esta acción no tendría efectos reales si Cuprum no recibe el apoyo de los dos principales inversionistas minoritarios de la compañía –AFP Habitat y Provida- que hasta el momento han permanecido en absoluto silencio.

Otro grupo que no está de acuerdo con la transacción es Moneda Asset Management, quien manifestó a través de Pablo Echeverría, uno de sus socios, que “si se vende el área celular, lo que está haciendo CTC es despenderse del corazón del la expansión futura, en un área que además ha realizado millonarias inversiones usando la caja de la compañía, y se estaría quedando con un negocio que prácticamente no tiene crecimiento”.

Según Echeverría, desde 1990 la compañía ha invertido más de mil millones de dólares en el negocio móvil, y sólo en los últimos años ha gastado alrededor de US $150 millones en subsidiar a los celulares de prepago.

Pero lo que más preocupa a los minoritarios dueños de CTC es que cuando decidieron invertir en la empresa, ésta se perfilaba como una compañía global, que abarcaba negocios de telefonía fija, celular y banda ancha, y hoy ven cómo el accionista más grande de a poco se apodera de todo.

Al respecto, fuentes de Telefónica CTC respondieron que los dos representantes de los minoritarios en el directorio aprobaron la transacción cuando se votó el 18 de mayo de este año.

El mercado reacciona

Los analistas de mercado no titubean a la hora de opinar respecto de la venta que pretende hacer Telefónica CTC. El experto de FIT Research Rodrigo Rojas, explicó que la estrategia de la empresa es definida desde España, por lo que muchas veces deciden maximizar los resultados a nivel regional en desmedro de Chile.

Para el analista de Santander Investment Cristián Moreno, el precio ofrecido (1.250 millones de dólares) no es un premio suficiente en relación a los costos que significará para CTC perder su negocio móvil.

Asimismo, Eduardo Castro de Munita, Cruzat y Claro, declaró que el dinero que pretende pagar Telefónica España por el área celular es parecido al que se ha desembolsado en otras operaciones en América Latina, “con la diferencia de que Chile es un país mucho más seguro para invertir”, dijo.

En términos de cifras, Castro cree que el precio justo por pagar serían 1.600 millones de dólares: 1.300 por la compañía, y 300 más por las sinergias que se van a obtener con la unión con Bellsouth.

Pero JP Morgan y ABN AMRO opinan lo contrario. Un estudio encargado por Telefónica a estas consultoras determinó que la oferta de los españoles es “equitativa”, por lo tanto CTC decidió atenerse a esta conclusión.


Ante esto, la empresa de telecomunicaciones se defendió diciendo que la suma en cuestión es sólo una oferta, y que la junta de accionistas es quien deberá tomar una decisión, las que se espera para mediados de julio.

Disputas por Bellsouth

Indignado reaccionó el magnate de las telecomunicaciones mexicanas, Carlos Slim, al enterarse de que a fin de año Telefónica Móvil se fusionará con la empresa de celulares Bellsouth.

El multimillonario azteca ya compró AT&T y Chilesat, y los analistas creen que tendría intenciones de ingresar al mercado móvil en nuestro país a través de la compra de ENTEL o Smartcom. Aunque esto es mera especulación, explicaría el interés de Slim en que la fusión no se lleve a cabo.

Durante una visita a Chile, Carlos Slim criticó la falta de competencia de la telefonía fija y se reunió con varias autoridades nacionales, desde el Presidente Ricardo Lagos hacia abajo, para manifestar sus reparos.

Incluso, el mexicano dueño de Telmex -la compañía de telecomunicaciones más grande de México- se sumó a ENTEL en su ofensiva por detener la fusión de Telefónica Móvil y Bellsouth, presentando una demanda ante el Tribunal de Libre Competencia.

La razón principal por la que ambas empresas se oponen a la unión es que Telefónica España quedará con el 50% de la red PCS, más del 75% de las conexiones a las líneas fijas, y el 100% de las bandas de 800 mhz (ondas por las que funcionan los celulares).


Estrategias futuras

Pese a que la venta de Telefónica Móvil aún no se concreta, en CTC ya están planificando la estrategia que asumirá la empresa cuando la transacción se realice.

La meta de la administración es transformar a la compañía en un gran proveedor de banda ancha y de servicios corporativos, e intentar dejar en el pasado la percepción general de la gente de que es una empresa monopólica y despreocupada por sus clientes.

Los esfuerzos estarán puestos en diseñar planes flexibles para incentivar a los nuevos usuarios a utilizar la banda ancha como medio de conexión a Internet.

Actualmente, CTC tiene cerca de 160.000 clientes en este negocio, y espera que para el 2006 esta cifra supere el medio millón de usuarios. ¿Cómo? Entregando planes que permitan pagar sólo por el tiempo efectivo de conexión y subir a la banda ancha todas las posibilidades disponibles como Internet, televisión, procesamiento de datos, monitoreo satelital, etc.

Fuentes de la empresa aseguraron que quieren ser reconocidos como un gran proveedor de banda ancha más que una compañía de teléfonos, como lo lleva siendo desde hace 118 años.








Thursday, June 24, 2004

Entrevista a Rene Tabilo, sindicato

Presidente sindicato trabajadores de Telefónica, René Tabilo:

“CTC ha actuado de manera matonesca hacia los trabajadores”

 El dirigente no sólo dispara dardos en contra de la gerencia de la compañía, sino que también al Gobierno por ceder ante las presiones de la empresa al fijar un decreto tarifario –que según él –es injusto para la gente.



En la oficina de René Tabilo hay unos lienzos de la Central Unitaria de Tabajadores (CUT), junto con un recordatorio de Allende que dice: “trabajadores unidos jamás serán vencidos.”

Este hombre hace 20 años que trabaja en Telefónica CTC, y hace 10 que es presidente del Sindicato Número Uno de la empresa. Tabilo es el primero en sacar la voz –y consecuentemente aparecer en los medios de comunicación –cuando hay algún despido por parte de la centenaria compañía. Y es él quien recibe los cientos de quejas de los clientes, ya que trabaja en el departamento de mantención de equipos y de líneas telefónicas, instala cables y pasa colgado de ellos.

Quizás es la leyenda que le recuerda a su ex Presidente lo que lo mantiene al mando del sindicato con más miembros de la compañía –quien asegura que son 1.300 los afiliados– y a soportar las presiones que, según él, fue objeto cuando cientos de sus colegas se aferraron al edificio de Providencia 111 con el objetivo de mantener sus puestos de trabajo. En esta ocasión el directorio habría presionado a Tabilo y a otros dirigentes sindicales.

”Nos acusaron desde intento de encarcelamiento de dirigentes nuestros, hasta demandas por Ley de Seguridad del Estado, Ley Antiterrorista y asociación ilícita, esto por la huelga de 2002”, cuenta el dirigente.

“Cogoteros”

-¿En qué está Telefónica con todo esto de que van a vender su negocio móvil, los despidos de trabajadores? ¿Cómo ve usted esto y cuál es la incidencia que esto tiene en los trabajadores?

La norma estos últimos años –con la actual administración de Bruno Philipi y Claudio Muñoz – ha sido la incertidumbre. Como ejemplo, los trabajadores hace poco aceptaron una rebaja de más del 20% de su sueldo y tu comprenderás que esa es una señal de incertidumbre que hay en la gente, porque lo normal es que, en una empresa los trabajadores ganen más en vez de menos. El que se haya aceptado una rebaja de remuneraciones es algo atípico, que podría tener una justificación si hubiéramos tenido algo a cambio, pero no obtuvimos nada.

-¿Y qué les dijeron los ejecutivos en ese entonces?

Nos dijeron: “mira, si tu bajas tu sueldo yo me comprometo a no despedirte en dos años, aquí hubo una rebaja sin compromiso de nada ni de nadie.”

-¿Cómo interpreta usted esta señal?

Aquí fue un cogoteo que se hizo a los trabajadores, porque el cogoteo tiene características similares; hay una fuerte amenaza a cambio de entregar algo.

-¿Cómo ven ustedes la situación actual de la empresa y consecuentemente de sus trabajadores?

Ahora Telefónica tiene todos los vicios de una empresa corrupta, una empresa que ha actuado de manera matonesca hacia los trabajadores, de manera prepotente hacia los consumidores, ahora nadie te resuelve ningún problema, nada.
En privado la gente habla pestes de la empresa, no hay un compromiso real de la gente hacia la compañía, y nuestros ejecutivos están lejos de ejercer un liderazgo en los trabajadores.


-¿Qué pasa con el gobierno, porque puede haber conflictos de intereses como el que ocurrió el año pasado?

Sí, en el caso de Fernando Bustamante, miembro del directorio del Metro, amigo del Presidente Ricardo Lagos, es miembro del directorio de Telefónica y en ese momento hubo senadores de la DC que dijeron o es de CTC o es de Metro y trabaja para agrandar al Estado o trabaja para una empresa privada que demanda al fisco por 60 millones de dólares…Eso no se puede dar.

-¿Qué pasó con la rebaja de sueldos, nunca llegaron a un acuerdo, el directorio se reunió con ustedes?

Mira, nosotros como sindicato más antiguo de la CTC con 75 años, era muy mal visto que apareciera avalando esta rebaja de sueldo a cambio de nada, y por lo mismo la relación con la compañía ha sido muy compleja.
También hemos sufrido muchas presiones, desde intento de encarcelamiento de dirigentes nuestros, hasta demandas por Ley de Seguridad del Estado, Ley Antiterrorista, asociación ilícita, esto por la huelga de 2002.
Eso, más el intento de comprarme. M e dijeron: “podemos negociar la salida tuya de la empresa”, entonces no se ha dejado nada por hacer, esta es una empresa manejada por gente que es capaz de hacer cualquier cosa.

-¿Qué futuro les espera a ustedes, los trabajadores?

En el caso específico de Telefónica es una olla a presión que cada vez tiene menos válvulas de escape, donde se han despedido a más de 5.000 trabajadores. Y ahora cuenta con 1.700 trabajadores propios, yo diría que es poco lo que se puede avanzar.

Ahora que usted lo menciona, también los trabajadores han hecho noticia porque han protestado porque la compañía ha contratado a gente de afuera, los contratistas...

En el caso de los contratistas la ley es clara en esto, y dice que sólo las personas contratadas por Telefónica pueden instalar equipos, cuestión que no ha ocurrido, lo que ha generado más despidos.

-¿Qué pasa con la regulación tarifaria que tanto se ha discutido en el Congreso?

Que es totalmente injusta. El decreto tarifario se fijó hace cinco años, y nosotros estamos fregados porque tuvimos que pagar ocho mil pesos mensuales. No hay ningún gasto de mantención y cobran más, aquí hay un discurso de CTC –en torno a que la telefonía básica es poco rentable –pero ¿para qué es este discurso? Es para apuntar a un decreto tarifario que lo consiguió.

Entonces Telefónica presionó al Gobierno por el decreto tarifario y Lagos dijo: “¡me comprometo con la señora Juanita que las cuentas de ella van a bajar!”. ¡Y mentira, no bajaron, subieron!, porque a la señora Juanita –me imagino que estamos hablando de la señora Juanita Perez de Pudahuel y no la señora Juanita Eyzaguirre de La Dehesa –paga 13 mil pesos de teléfono, esto quiere decir, que casi el 70% es de cargo fijo. Ahora la señora Juanita Eyzaguirre de La Dehesa paga 70 mil pesos al mes el cargo fijo es de 10%, ¡entonces a quién fregaron más!, a la Juanita de Pudahuel.

Friday, June 18, 2004

Campaña Telefónica

¿CTC o Telefónica?

Cambiar la imagen de la centenaria empresa no dio los frutos esperados ya que en la mente del consumidor todavía la compañía se llama CTC.

Cuando a mediados de los noventa llegó Telefónica a Chile los ejecutivos de ese entonces tenían la difícil misión de cambiar la imagen de CTC, un ex monopolio estatal que se había privatizado hace nueve años.
En una reunión de directorio el 17 de marzo de 1999 se acordó cambiar el nombre de CTC a Telefónica Chile, lo que implicó una ardua y costosa campaña publicitaria de más de ocho millones de dólares, que estuvo a cargo de la agencia Prolam Young & Rubicam.
La odisea comenzaba: empezaron a publicitar masivamente el cambio de imagen que incluía comerciales en TV, letreros callejeros, publicidad en radio y en diarios; la tarea era cambiar la percepción de una empresa que estuvo 110 años en la mente del consumidor como Compañía de Teléfonos de Chile, CTC.
El primer paso fue el más importante, cambiar el logo de la compañía que dejó atrás al antiguo logo – una letra T rodeada por una elipse – por la palabra Telefónica con letras cursivas “se buscaron matices que establecieran una conexión emotiva con los clientes. Es así como el verde brillante representaría la vitalidad de la empresa, mientras que el azul intenso sería un reflejo de su capacidad de gestión”, explicaba el vicepresidente de marketing de esa época, Alejandro Saint-Jean.
Con esta medida empezaron los problemas para la compañía, ya que los accionistas alegaron en contra del directorio argumentando que no se les había preguntado por el cambio de imagen, ni menos por el dinero que se invertiría en implementarla.
Muchas AFPs que tenían acciones en la compañía criticaron el nombre que adoptaría la empresa ya que decían que era una marca global que no era cercana a la gente, pero Saint- Jean contraatacaba “esto es un respaldo de una marca mundial que ofrece una multinacional que también le está otorgando servicio a otras personas en otros países”.
“Esto no dio mucho resultado. Lo que pasa es que estamos hablando de una empresa que tiene 118 años, y era la única de telefonía en el país. Es muy difícil cambiarlo porque está muy arraigado el nombre” explica Soledad Venegas, de Telefónica.
La campaña publicitaria no quedó en la mente del consumidor – lo que fue interpretado como un problema más para los ejecutivos de la compañía – y se sintió como un dolor de cabeza para los españoles.
Ahora Telefónica CTC no gasta un peso más para campañas publicitarias que promocionen la telefonía local, y la están dejando de lado poco a poco – ni menos gastan plata en cambiar imagen porque ya no lo lograron –.
Seguramente a cualquier usuario que le nombren las siglas CTC se acuerda de la engorrosa empresa estatal que tenía el monopolio de la telefonía y si le mencionan a Telefónica la relacionan con una compañía de celulares que no atienden muy bien al cliente.

HISTORIA:

Según los registros, la primera llamada telefónica que se estableció en el país fue en 1880 entre el fundador de la Compañía de Teléfonos Edison, Dottin Husband, desde las oficinas del telégrafo de Santiago y el jefe de la oficina de transmisiones del puerto de Valparaíso.

Husband decidió expandir las comunicaciones nacionales y consiguió traer capitales norteamericanos con los que formó la West Coast Telephone Co, que operó en Chile entre 1884 y 1889. En esa fecha Chile Telephone Company adquirió todas sus instalaciones y extendió la red a gran parte del territorio nacional, hasta que sus acciones fueron vendidas a la International Telephone and Telegraph la que finalmente dio forma a la Compañía de Teléfonos de Chile (CTC) en 1930 y tres años después Chile contaba con conexión telefónica de norte a sur.

En 1978 las acciones de la CTC fueron adquiridas por el Estado por medio de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) y en 1987 se inició un proceso de reprivatización del 30% de sus acciones por medio de una licitación, siendo adquiridas por la empresa australiana Bond Corporation. Finalmente Telefónica España se convirtió en el principal accionista de la compañía en 1990.

Unos años antes la empresa había terminado de digitalizar el 100% de su red de telefonía fija y en la década de los 90 incorporó nuevos negocios como comunicaciones móviles, larga distancia, TV cable, servicios de internet y telemarketing, entre otros.

Con la finalidad de su propio crecimiento y el del país, la administración de la compañía decidió en 1999 modificar su rango social, lo que condujo a la migración de la marca CTC en la matriz y sus filiales al Grupo Telefónica.




Monday, June 14, 2004

LAS COSAS EN TELEFÓNICA CTC ESTÁN MUY DIFÍCILES

Soledad Venegas, directora de Medios:

“LAS COSAS EN TELEFÓNICA CTC ESTÁN MUY DIFÍCILES”

*Tras la venta de Telefónica Móvil a los españoles, las discusiones del directorio, y las pérdidas millonarias de la empresa, se vislumbre un incierto futuro para la antigua compañía estatal.

En Telefónica CTC Chile las cosas están muy difíciles. Así lo confesó la directora de Medios de la empresa, Soledad Venegas. La ejecutiva nos esperaba con un cigarrillo encendido y una tasa de café. Han habido reuniones del directorio toda la semana, y por ello el ambiente es bastante tenso.

Venegas confirmó que hace un par de semanas despidieron a 43 altos ejecutivos de la otrora Compañía de Teléfonos de Chile, y que aún están a la espera de que la gerencia tome las decisiones que tanto inquietan a los empleados.

En esta entrevista, la directora de Medios nos habla de cómo están las cosas al interior de la empresa, la venta de su negocio de celulares, las enormes pérdidas que ha tenido por la antigua regulación tarifaria, y las perspectivas a futuro.

Cuénteme acerca de la separación de Telefónica Móvil de la empresa madre Telefónica CTC Chile.-Telefónica España ya compró Telefónica Móvil la semana del 17 de mayo. Tiene el 100 por ciento de la posesión. Esto se compró en 1250 millones de dólares.

¿Qué está pasando a nivel interno?
-Esto es coincidente con el despido de 43 ejecutivos máximos de Telefónica CTC Chile. Ahí estamos, sin nadie.

¿Por qué se tomó esta decisión?
-Porque quieren darle una visión distinta a la empresa, yo creo que cuando se toman estas medidas es porque quieren refrescar un poco la gestión, el liderazgo que lo lleve otro, o sea, sangre nueva es súper positiva.
Yo creo que, como ya llevaban tantos años a cargo de la gerencia de masivos en Telefónica CTC Chile, quiso, tanto el directorio por la pérdidas que hubo, más la gente de Telefónica España, quisieron poner otra gente que tuviese otra forma de ver el negocio, de ver la industria.

¿Cómo está funcionando la gerencia?-En la gerencia general de Telefónica CTC Chile aún está Claudio Muñoz. Se especula que tal vez podría haber un cambio en la gerencia general de ésta, y que Muñoz se vaya a España.
Telefónica Móvil sigue con su organización actual. Está Oliver Flogel como gerente general, y no van a cambiar la gerencia ahora con la compra de los españoles.

¿Qué pasará con la compra de los españoles de Telefónica Móvil?-Lo que se viene para el último trimestre de este año es un cambio, porque se incorpora Bellsouth con toda su gente...hay duplicidad de cargos, hay gerente de marketing en Bellsouth y en Móvil...y así en todas la áreas.
Por ello, de todas maneras van a haber despidos, pero de dónde van a salir estas personas aún no se sabe.

¿Se ha pensado en alguna campaña publicitaria para tal efecto?
-No se está pensando en nada por el momento, como campaña publicitaria. Se cree que en diciembre de este año recién se empiece a trabajar en conjunto, porque hasta ahora cada uno va por su lado y sigue existiendo en Chile la marca Bellsouth, pero se va a matar la marca en toda Latinoamérica.
Lo que hizo Telefónica Móvil fue comprar la cartera de clientes, nada más. Van a contarle a todo el mundo que son mucho más grandes ahora, que van a tener el 47% del mercado. ENTEL tiene el 44%, y Smartcom tiene 9%.

Cuénteme sobre la campaña publicitaria que se hizo hace algunos años-En 1999 se invirtió más de 1 millón de dólares para que a CTC se le dijera Telefónica. Esto no dio mucho resultado. Lo que pasa es que estamos hablando de una empresa que tiene 118 años, y era la única empresa de telefonía en el país. Es muy difícil cambiarlo porque está muy arraigado el nombre. La gente de más de 45 años le va a seguir diciendo CTC.

¿Qué pasará con el consumidor final?
-Hay mucha gente enojada con esto , hay gente que odia a Telefónica que yo creo que se van a ir a ENTEL, una vez que ya funcione la fusión, cuando el usuario se de cuenta de que ya terminó la marca Bellsouth. O bien van a verse favorecidos porque los precios son más bajos, porque los planes son más convenientes o va a haber mayor tecnología.
El único ganador absoluto es el consumidor.

¿Qué pasa hoy con Telefónica CTC Chile?-Hoy día estamos recién viviendo el terremoto de la salida de los ejecutivos. No sabemos cuáles fueron las razones de la empresa para sacarlos.
Aún no sabemos a qué producto se le va a dar más fuerza. Creemos que será a la banda ancha, porque sabemos que los móviles se comieron a los fijos. Es una realidad, por lo tanto para qué seguir invirtiendo en lago que no va a seguir creciendo. No van a invertir ni en redes ni en nuevas conexiones ni en nada, es lógico.
¿Si te están castigando con los precios, por qué vas a invertir más plata?

¿Y qué pasará con la telefonía fija?
-La telefonía fija va a quedar para las empresas solamente.

¿Cómo es la relación con su competencia?-Cuando tú contratas banda ancha a ENTEL, se la damos nosotros. Pero la gente no sabe.
ENTEL por lo tanto es un cliente para Telefónica, en el fondo somos competencia entre comillas.

¿Qué pasó con el decreto tarifario?
-El tema del decreto tarifario apunta a eso, y eso es lo que destruyó la industria.
En el último decreto del año 99 toda la competencia de Telefónica tenía un cobro muy alto cuando nosotros ocupábamos sus líneas, pero ellos nos pagaban a nosotros casi nada. Por ejemplo, de 150 que pagábamos nosotros a 15 pesos que pagaban ellos. ( por minuto)
Eso era lo que existía hasta este año. Es lo que se trató de revertir un poco ahora por el Gobierno. En todo caso ellos nos cobran mucho más. En definitiva ellos están llorando porque pensaron que el decreto tarifario los iba a seguir favoreciendo como antes.
El decreto fue realmente leonino para todos.

¿Ha habido pérdidas?
-CTC pierde 80.000 millones de pesos al año, por el concepto del decreto tarifario. Eso perdemos. Por eso están tratando de revertirlo con los otros negocios de CTC.

¿Cómo se ve el directorio?-Siempre hay españoles en la casa. De hecho de reemplazo de uno de los directores que salió ahora llegó una española en su reemplazo.
El tema de las peleas en el directorio se ven a cada rato. Imagínate si esta gente es la que ha hecho que CTC pierda esa brutalidad de plata, lo accionistas están súper molestos. Cómo les respondes a ellos si la empresa ha tenido pérdidas.
Además, entre ellos también hay conflictos y discrepancias de cómo resolver los problemas, qué se hace y qué no...
Esta semana han habido reuniones de directorio todos los días. El tema está muy complicado.

Marco teórico

Marco teórico
Problemas que está teniendo Telefónica CTC Chile con la venta desde su brazo móvil (Telefónica Móvil), el despido de 43 altos ejecutivos, los problemas con su competencia y dentro del directorio.
Además, el sindicato y los problemas con los clientes. Cómo impactará en Chile la fusión de Telefónica Móvil y Bellsouth
Como telefónica CTC Chile ya no invertirá en telefonía fija, cual será su futuro, ¿será la banda ancha?

Hipótesis: Analizar el futuro de telefónica CTC con todos los problemas que ha tenido.

Telefónica CTC Decae Lentamente

AQUÍ COMENZAREMOS A HACER NUESTRA ODISEA DE INVESTIGACIÓN EN RED.
SUERTE¡¡¡